miércoles, 18 de febrero de 2015

Enviarán mensajes para hacer contacto con civilización extraterrestre

Astrofísicos estadounidenses quieren enviar señales hacia las estrellas con la esperanza de contactar una civilización extraterrestre, pese a temores de científicos como Stephen Hawking, según los cuales, esta iniciativa podría poner en peligro a la Tierra.

Durante décadas, los astrofísicos han escuchado las señales del espacio, en busca de extraterrestres, pero ahora quieren cambiar de estrategia y comenzar a enviar transmisiones para saber si hay vida inteligente allá afuera, en el cosmos.

Los investigadores del Instituto SETI (Search for Extraterrestrial Intelligence) de California, oeste, esperan poner en marcha pronto este proyecto, denominado Active SETI.

Científicos de SETI han rechazado las inquietudes de íconos de la ciencia como el británico Hawking, que temen que este proyecto motive una invasión del planeta Tierra.

"Durante 50 años los astrónomos han estado apuntando los radiotelescopios hacia las estrellas, buscando señales de otras civilizaciones", dijo Douglas Vakoch, del Instituto SETI.

Con el programa Active SETI "damos la vuelta a ese proceso y tomamos un rol activo transmitiendo intencional y poderosa información, rica en señales hacia otras civilizaciones esperando tener una respuesta", explica Vakoch en el encuentro anual de la American Society for the Advancement of Science's (AAAS, en inglés) en San José, California (oeste de EEUU).

Las señales pueden ser enviadas a sistemas relativamente cerca y con planetas potencialmente habitables. Los investigadores aseguran que este acercamiento es más prometedor que los intentos previos para establecer contacto con extraterrestres, como un fonógrafo abordo de dos naves espaciales Voyager en 1977, que contenía sonidos e imágenes seleccionadas sobre la vida en la Tierra.

domingo, 8 de febrero de 2015

Astronautas del Apolo 7 ocultaron un OVNI: Fotos prueban supuesta conspiración

Una serie de fotografías, provenientes de la Misión Apolo 7 de la NASA, están causando revuelo a lo largo del mundo. Según lo afirmado por un usuario de un sitio ufológico, los astronautas que participaron en dicho proyecto habrían ocultado un OVNI utilizando cinta adhesiva.
Este particular hallazgo fue hecho por un lector de la web “Ufo Sighting Daily” que revisaba el material dejado por la mencionada misión, que se encuentra en la página del Instituto Lunar y Planetario.
“Mirando en detalle a la nave, está hecha por una especie mucho más avanzada que nosotros y su diseño no se parece en nada a lo que mayoría de nosotros pudiera imaginar que sea. Es hermoso.”, escribió el aficionado.
Algunas personas afirmaron que incluso el OVNI podría ser un ángel, mientras que otros aseguraban que estas imágenes son una muestra de que la NASA está tratando de prevenir que la humanidad sepa que hay vida extraterrestre.
Sin embargo, en la misma plataforma digital donde están las fotos tapadas, también hay otras donde se observa un misterioso objeto volador no identificado a cierta distancia del Apolo 7. ¿Será el mismo? Y si es así: ¿por qué censurarlo en unas fotografías y en otras no?
Acá dejamos el link con las fotos originales que están tapadas con cinta adhesiva (AS07-07-1878 y AS07-07-1879) y también donde se puede ver el OVNI (AS07-07-1874).
La séptima misión del programa Apolo de la NASA, fue lanzada el día 11 de octubre de 1968 completando 163 órbitas alrededor de la Tierra en los 10 días que duró el vuelo.

http://www.lpi.usra.edu/resources/apollo/catalog/70mm/magazine/?07

viernes, 23 de enero de 2015

EEUU desclasifica investigación de ovnis y están disponibles en internet

Cerca de 130.000 páginas de documentos desclasificados de la Fuerza Aérea de Estados Unidos sobre investigaciones de ovnis y otras están ahora disponibles en el sitio de internet Proyecto Blue Book Collection.
Los documentos desclasificados sobre ovnis han existido desde hace mucho tiempo en microfilm en los Archivos Nacionales de Estados Unidos en Washington y muchos de ellos también se encuentran en sitios de internet dedicados al tema, algunos pueden ser vistos de forma gratuita.
Sin embargo, John Greenewald, el creador del Proyecto Blue Book Collection asegura que su base de datos es la primera en recopilar cada documento desclasificado del proyecto Blue Book, que se llevó a cabo en la Fuerza Aérea Wright Patterson en Ohio, de 1947 a 1969, aseguró.
La colección tiene los archivos del proyecto Blue Book, el proyecto Sign y el proyecto Grudge, nombres dados a las investigaciones oficiales sobre objetos voladores no identificados realizados por militares de Estados Unidos, y pueden ser descargados de forma gratuita.
El esfuerzo de Greenewald no ha sido motivado por un encuentro cercano o personal con un objeto volador no identificado, asegura se dejó llevar por la curiosidad. “Los secretos no son malos, creo que deberíamos saber sobre esto y debería estar en los libros de historia”, consideró.
Greenewald comenzó a solicitar información relacionada al proyecto Blue Book a través de la ley de información de Estados Unidos hace 15 años. Su interés inició porque recibió información sobre un avistamiento de ovni en Irán en 1970, después de que el proyecto Blue Book terminó.
“Desafiaba las explicaciones", expresó, “y después de 5,000 solicitudes de información mi curiosidad no se ha ido”.
La colección contiene 10,000 documentos en PDF, cada uno presentando un diferente caso. Los archivos incluyen detalles de algunos de los casos de ovnis más famosos, incluyendo el incidente de Exeter, el avistamiento de Kenneth Arnold y el choque de Mantell.
Aún así, Greenewald cree que los contenidos “son solo la punta del iceberg”.
El proyecto Blue Book fue descontinuado después de que una revisión conjunta determinó que de él no se obtuvo información relevante, de acuerdo con documentos desclasificados de los Archivos Nacionales de Estados Unidos.
Específicamente, la revisión señala que ningún ovni “reportado, investigado o evaluado” dio indicación de “amenazar nuestra seguridad nacional”.
Desde que el proyecto Blue Book se cerró, nada ha pasado para indicar que la Fuerza Aérea debería seguir investigando los ovni, pero para Greenewald esto no es suficiente.
“Creo que algo grande está pasando. Qué tan grande, no creo que nadie lo sepa por algún tiempo ya que el gobierno sigue haciendo las reglas, sigue siendo el árbitro”, dijo.

lunes, 19 de enero de 2015

Nueva prueba señala que la foto de la autopsia a un alien en el Área 51 es real

Una nueva certeza en el camino por comprobar la existencia de vida extraterrestre en la Tierra fue confirmada esta semana luego de que profesionales de la marca Kodak certificaran la existencia de una foto conservada por un investigador

Es el caso de Tom Carey, quien estuvo convencido durante años de que la fotografía que conservaba y que mostraba la autopsia a un ser extraterrestre dentro del centro militar Area 51 era cierta

Y esta semana, según explicaron ejecutivos de la marca Kodak, la foto de Carey que posee data desde 1947 es real

“Llevamos la foto al historiador oficial de Kodak en Rochester, Nueva York, y él la estudió y sí, es de 1947. El film en el que fue impresa la imagen es de ese año. Por los químicos en la película se puede deducir que no hubo retoques”, señaló el dueño de la foto a Daily Mirror

Sobre los detalles de la foto, Carey explicó que “se puede ver a una criatura extraterrestre parcialmente diseccionada tendida dentro de una caja”, y que la estatura del extraño ser es de 1,20 metros

“La cabeza fue separada del cuerpo y se nota que hubo una autopsia parcial ya que los órganos internos fueron retirados. Nosotros creemos que el cadáver fue embalsamado, al menos en el momento en que fue tomada la foto”, finalizó el investigador

Sin embargo, la certificación de la imagen y su fecha no aclara si el contenido de lo que fue captado en 1947 es cierto o se trata de algún tipo de montaje, ya que eso, dada la antigüedad de los hechos, es imposible de verificar.

viernes, 2 de enero de 2015

Video Exministro de Defensa de Canadá revela que hay aliens entre los humanos

Paul Hellyer, el mismo ex ministro de Defensa de Canadá que saltó a la fama durante el año pasado luego de asegurar, en un masivo congreso ufológico, que había aliens trabajando al interior del gobierno de Estados Unidos, otra vez ha provocado polémica mundial, tras desclasificar nuevos antecedentes, esta vez, a la televisión rusa

En una entrevista que concedió a Russia Today (RT), el antiguo secretario de estado afirmó que se ha incrementado el número de visitas de seres de otros planetas durante las últimas décadas debido a la proliferación del armamento nuclear

De acuerdo a los antecedentes que maneja Hellyer, desde los años 60, cuando era autoridad, los alienígenas están preocupados por nosotros, pues verían como serio peligro para la humanidad el uso de las bombas atómicas. “Temen mucho que podamos ser tan estúpidos como para volver a usar armas nucleares, y eso causaría un gran daño, tanto a nosotros como a ellos”, comentó el político

Además, sostuvo que las entidades biológicas foráneas nos han frecuentado desde hace miles de años y que existen, al menos, 12 razas distintas que nos visitan de un total de 80 que se conocen en el Universo. De ellas, hay 4 especies viven, en forma permanente, en la Tierra

“Tienen diferentes agendas. Quizá todos los terrícolas deberíamos tener la misma agenda… casi todos ellos son benignos, pero una o dos razas no lo son, y eso es lo que estoy investigando ahora”, aseveró el ex ministro canadiense a su entrevistadora.
“Están entre nosotros”
Paul Hellyer, de 90 años de edad, habló de dos razas principales: los “Nórdicos”, que se distinguen por ser altos, rubios y muy parecidos a los humanos escandinavos y los “Grises Bajos”, los cuales se asemejarían a los típicos aliens que aparecen en las producciones de ciencia ficción de Hollywood; de baja estatura, cabeza grande y ojos negros y ovalados

Dentro de las curiosidades que comentó en el programa televisivo, está el hecho que, supuestamente, la estrella de Belén, figura bíblica que guió a los Reyes Magos hasta el establo donde nació Jesús, no era más que una nave espacial

Aunque su relato más llamativo fue aquel de dos extraterrestres femeninas que se disfrazaron de monjas para comprar en la ciudad estadounidense de Las Vegas, algo que de acuerdo al político norteamericano, es una táctica común entre los aliens que quieren pasar desapercibidos

Aquí dejamos la entrevista original (en inglés):

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Crean detector de movimiento para encontrar extraterrestres

Investigadores europeos anunciaron que han creado un diminuto detector de movimiento que, en el futuro, podría ayudar a encontrar vida microscópica en planetas distantes.

Hasta ahora, los científicos han intentado hallar señales de vida extraterrestre escuchando los sonidos que podrían emitir a través de ondas de radio, analizando los cielos con potentes telescopios o enviando sondas robóticas para analizar muestras químicas de planetas y cometas.

Pero expertos de Suiza y Bélgica están interesados en un nuevo método. Calificando el movimiento como "la señal universal de la vida", buscan sentir los minúsculos movimientos que hacen todas las formas de vida.

Los científicos ya comenzaron a explorar la posibilidad de buscar vida extraterrestre con un detector sensible a vibraciones de organismos microscópicos como bacterias y levadura.

"El detector de nanomovimiento permite estudiar la vida desde una nueva perspectiva: la vida es movimiento", dijo Giovanni Longo, principal autor del trabajo, publicado en los Anales de la Academia Nacional de las Ciencias, una revista especializada de Estados Unidos donde los artículos son confrontados por los pares.

Longo, científico de la Ecole Polytechnique Federale de Lausanne, en Suiza, y sus colegas del Vlaams Instituut voor Biotechnologie en Bélgica, elaboraron un instrumento menor a un milímetro que puede sentir los más mínimos movimientos en nanoescala.

Lo probaron con varias formas de vida como la bacteria E coli, la levadura, células humanas, de plantas y de ratones.

En todos los casos, cuando los organismos vivos eran colocados cerca del sensor, "producían un aumento en la amplitud de las fluctuaciones", señaló el estudio.

"Este sistema de detección puede ser utilizado como un detector de vida sencillo, extremadamente sensible y eficiente", agregó.
Se indicó que un prototipo costaría menos de 10.000 dólares, usaría muy poca batería y cabe en un contenedor de 20x20 centímetros

martes, 25 de noviembre de 2014

De la vida extraterrestre al fin del Universo


GALERÍA(3)
[Move to Panel 1]

Han sido seis días de intensos debates, conferencias, música, exposiciones y divulgación científica. El Festival Starmus, celebrado en las islas Canarias y en el que la Ciencia se ha unido con la música, ha cerrado sus puertas. Y con balance sumamente positivo. Varios premios Nobel explicaron con palabras llanas los conceptos científicos de vanguardia, en un intento por acercar la investigación a la sociedad. En el fondo, se trata de responder a las grandes preguntas que el hombre se formula desde el principio de los tiempos: ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Por qué estamos aquí?

ABC ha sido testigo directo de este aconteci-miento científico de masas, el “Davos de la Ciencia”, como le gusta decir al director y organizador del festival, el astrofísico Garik Israelian. Los temas han sido muchos, y muy variados. Publicamos en estas páginas, a modo de resumen, algunos de los más interesantes.

HAWKING Y LA EXISTENCIA DE DIOS

No es la primera vez, y seguro que tampoco la última, que Stephen Hawking nos traslada sus opiniones acerca de la existencia de Dios. Para el físico británico, la Ciencia es más que suficiente para explicar todas las cosas, incluso el origen del Universo, sin necesidad de recurrir a un Creador. Durante un debate con otros científicos asistentes a Starmus y que, en principio, no contemplaba el tema, Hawking sorprendió a la audiencia con una declaración que poco o nada tenía que ver con los asuntos previstos.

“Tanto la religión como la Ciencia –dijo Haw-king- parecen explicar el origen del Universo, pero considero que la Ciencia resulta más convincente, ya que responde continuamente a preguntas que la Religión no puede contestar. Por ejemplo, la Religión no ha podido nunca dar una explicación coherente al inicio del Universo, mientras que la Ciencia sí ha avan-zado mucho en este sentido. Sabemos ya que la Relatividad clásica no es suficiente, ya que no puede responder a la cuestión del origen, pero hemos propuesto otros modelos que puede aplicarse al primer instante de existencia del Universo. Podemos tener respuestas observando con cuidado la radiación de fondo de microondas”.

Para Hawking, “nadie puede probar que hu-bo un Creador”, pero sí que se puede probar cómo el Universo surgió de una forma espon-tánea. “Solo podemos intentar una explicación racional a través de la Ciencia. Y al final, sa-bremos todo lo que sabría Dios, si es que exis-te alguno”. “La Religión -concluyó Hawking- nos ha acompañado a lo largo de toda la Histo-ria y nos ha dejado cosas como la Inquisición, la desigualdad de la mujer, o el problema eter-no de Palestina… La Religión debería hacer que la gente se comporte cada vez mejor, pero no parece que esté cumpliendo ese objetivo. Mucha gente no religiosa, sin embargo, sí que se comporta mejor, y sin necesidad de creer en ningún Dios”.

Ni qué decir tiene que sus palabras fueron, sin duda, el comentario del día entre los nume-rosos asistentes al evento.

A LA CAZA DE VIDA FUERA DE LA TIERRA

Otro asunto recurrente del Festival fue la búsqueda de vida fuera de la Tierra. Harold Kroto, el químico (laureado con el Nobel) que descubrió que en el espacio existen moléculas complejas de carbono, opina que “es bastante probable” que en esta galaxia ninguna forma de vida, excepto nosotros, haya alcanzado un nivel tecnológico. “Es más probable que se descubran bacterias en algún meteorito”.

Una idea compartida por el también Premio Nobel John Mather, principal responsable del futuro telescopio espacial James Webb, que en varias ocasiones insistió en la necesidad de seguir buscando signos de vida dentro de nuestro propio Sistema Solar. Para buscar más lejos, dentro de nuestra galaxia e incluso más allá, Mather lo tiene claro: debemos construir telescopios cada vez mejores y que sean capaces de percibir las señales típicas de la vida, incluso la inteligente. “El problema –dijo- es que por mucho que afinemos los recepto-res, si hay alguien transmitiendo no sabemos qué tipo de señal nos estarán enviando”.

Pero en cuanto a señales, el máximo experto presente en Starmus era sin duda Robert Wilson (Nobel de Física), el hombre que des-cubrió la radiación de fondo de microondas que permea todo el Universo y que ve posible que, si alguien está tratando de transmitir algo, en algún momento podamos captar una señal. “El problema -dijo durante una de sus interven-ciones- es que nosotros no estamos enviando nada desde hace décadas. Es decir, que cada vez somos menos detectables”.

Hawking también tuvo mucho que decir so-bre este asunto, uno de los favoritos de su repertorio. “La posibilidad de encontrar vida inteligente es muy remota -afirma el físico-, como demuestra el hecho de que ninguna forma de vida inteligente nos haya visitado aún a nosotros. Pero sí que existe la posibilidad de que encontremos una forma de vida con un nivel tecnológico muy bajo. Si lo tuvieran más alto, ya los habríamos visto. Y si están pensan-do en los Ovnis, diré que se suelen aparecer a la gente, pero nunca a los científicos. Tampoco creo que haya ninguna conspiración por parte de algún gobierno para ocultar la tecnología extraterrestre. De hecho, ningún país ha hecho aún uso de esa tecnología”.

Haciendo gala de su característico sentido del humor, Hawking dijo “que no hay vida tec-nológica cercana también lo demuestra el programa SETI, que hasta ahora solo ha cap-tado viejas señales de TV, la mayoría anuncios”.

El físico británico asegura que “todavía no sabemos có-mo se originó la vida en la Tie-rra, y la probabilidad de que una molécula tan compleja como el ADN se forme en un planeta a base de reacciones químicas es muy escasa. Por eso pienso que la vida puede estar latente en el espacio, y sembrarse en lugares concre-tos cada cierto tiempo. Pero no esperen que haya alguien inteligente lo suficientemente cerca en el tiempo y en el espacio”.

¿Y CÓMO SON LOS EXTRATERRES-TRES?

En cuanto al aspecto que podrían tener los habitantes de otros mundos, Hawking está convencido de que no se pare-cen a nosotros: “no sé cómo podrían ser los extraterrestres, pero seguro que no son como los humanos. Así que, a pesar de la ciencia ficción, no es muy probable que tengamos contac-to con un ET humanoide”.

Más claro parece tenerlo el biólogo evolucionista Richard Dawkins, que durante su inter-vención se atrevió incluso a dar una serie de pautas fisiológicas que podrían ser comunes en todo el Universo.

“Entendemos ya bastante so-bre la vida como para hacer especulaciones informadas so-bre cómo podría ser la vida fue-ra de la Tierra -aseguró el cientí-fico durante su conferencia-. Y la conclusión es que cualquier sugerencia sobre que estemos solos en el Universo resulta arrogante. Su tamaño impide creer una cosa así”. Para Dawkins la vida se originó en el Universo, y no en un planeta concreto. “Creo que debe haber mucha vida ahí fuera”, afirma.

Esté donde esté, Dawkins opina que la vida tendría que estar organizada de forma comple-ja y seguir una dirección específica. Es decir, que estaría sujeta a las leyes de la selección natural y la evolución.

Durante su multitudinaria intervención, Daw-kins se formuló distintas preguntas. ¿Debe la vida estar basada en el carbono? ¿Tiene que funcionar a base de proteínas? ¿O basarse en los mismos 20 aminoácidos que son los únicos que funcionan en la Tierra? Para Dawkins, podrían darse combinaciones completamente diferentes de las que se dan en nuestro pla-neta, pero lo que sin duda existiría son los genes. “Aunque no fueran como los nuestros, probablemente sí que existiría un tipo de infor-mación codificada capaz de replicarse, aunque podría no estar en forma de ADN, sino de ARN, suficiente para cumplir la función de réplica. Y si a pesar de todo hubiera ADN, éste no tendría por qué basarse en el mismo código genético que es común a todos los seres vivos de la Tierra”.

Otra pregunta. ¿Tuvo la vida que surgir por fuerza en un planeta? ¿Por qué no en una estrella, o en el espacio mismo? Y si fue en un planeta, ¿tiene éste que recibir por fuerza energía radiante de una estrella? ¿Y qué pasa-ría si ese planeta tuviera mucha más o mucha menos gravedad? “La proporción de cada par-te del cuerpo –explicó Dawkins- depende de la gravedad. Y podríamos encontrar criaturas físicamente muy diferentes a las que conoce-mos por ese motivo”.

Para el biólogo británico, “entendemos bien las escalas que afectan a los órganos y extre-midades de los animales si cambiamos la gravedad”. Pero hay más. ¿Y si el planeta es-tuviera rodeado de niebla? Entonces la visión no sería adecuada, probablemente sería más útil alguna forma de ecolocación. En la Tierra la ecolocación ha evolucionado cuatro veces en distintas clases de animales.

EN BUSCA DEL ORIGEN DEL UNIVERSO

Entre todas las preguntas que se hace la Ciencia, esa es sin duda una de las más im-portantes. Y a ella, a buscar una respuesta, se dedican enormes esfuerzos, tanto intelectuales como económicos. No en vano, en Canarias estaban algunos de los investigadores que más tienen que decir al respecto. Empezando, de nuevo, por Stephen Hawking, cuyos últimos trabajos le han llevado a formular un nuevo modelo de Universo que no necesita de un momento original, y pasando por físicos de la talla de John Ellis, uno de los diseñadores del LHC y que ya está trabajando en la definición de la próxima generación de aceleradores de partículas; o Robert Wilson, Nobel de Física por descubrir la radiación de fondo de micro-ondas que permea el Universo entero.

“El problema de qué pasa al principio del tiempo -aseguró Hawking- es similar a la pregunta de qué pasaba en el borde del mundo cuando la gente pensaba que la Tierra era plana. ¿El mundo es un plato plano con el mar ca-yendo por los bordes? Eso lo he comprobado de forma experi-mental. He viajado alrededor del mundo ¡y nunca he caído por ningún borde! Como todos sa-bemos, el problema de qué pasa en el borde del mundo se resolvió cuando la gente se dio cuenta de que la Tierra no era un plato plano, sino que tiene una superficie curvada”.

Por lo tanto, para Hawking “Preguntar qué pasó antes del inicio del Universo sería algo sin sentido porque no hay nada más al sur que el polo sur. El tiempo imaginario, medido en grados de latitud, tendría un punto cero en el polo sur. “Pero el polo sur no es muy diferente de cada punto en la Tierra, o por lo menos eso es lo que me cuentan”.

John Ellis, por su parte, está absolutamente convencido de que la Física es la única herra-mienta que tenemos para responder a esa pre-gunta. “En el principio del Universo no había Biología, no había Química, solo Física. Por eso hay que comprender la Física para enten-der cómo llegamos hasta aquí”, dijo Ellis a ABC durante una entrevista. Ellis cree que, cuando esté construido, el nuevo superacele-rador podrá aclarar misterios como el de la materia oscura y “comprender mejor lo que ocurre en el interior de la materia”.

Wilson, por su parte, cree firmemente que los nuevos instrumentos de detección de mi-croondas podrán identificar, de una vez por todas, las tan ansiadas ondas gravitacionales, pequeñas deformaciones en el tejido del espa-cio-tiempo y la prueba de que hace 13.800 millones de años, tras el Big Bang, se produjo un brevísimo pero intenso periodo de inflación, durante el que el Universo multiplicó, en la primera fracción de segundo de su existencia, miles de veces su tamaño.

EL BOSÓN DEL FIN DEL MUNDO

Si el bosón de Higgs tiene la masa adecua-da, podría llegar a destruir el Universo entero. Lo dijo Stephen Hawking durante su conferen-cia, y lo repitió en varios foros durante toda la semana. “Observaciones recientes del campo de Higgs –explicó el físico británico- han susci-tado la posibilidad de que el campo podría no estar en el estado más bajo de energía. Si ése fuera el caso, el campo estaría en un estado de “falso vacío”. Podría decaer a un vacío verda-dero por fluctuaciones cuánticas, dando lugar a una burbuja de vacío verdadero, que se expan-diría a la velocidad de la luz. No lo veríamos acercándose, pero sí nos golpeara, nos des-truiría por completo. Afortunadamente, el tiem-po de escala del decaimiento del falso vacío es, probablemente, más largo que la edad del Universo”.

Algo con lo que también está de acuerdo el físico de partículas John Ellis: “Los físicos de partículas llevamos estudiando esa posibilidad por lo menos desde hace veinte años. El pro-blema es el siguiente: estamos en un estado que llamamos el vacío. Y todo indica que ese vacío del bosón de Higgs no es estable. Eso depende de la masa del bosón de Higgs, y también de otras cosas. Pero parece que el vacío en el que todos vivimos es inestable. Tal vez el problema se deba a que las medidas que tenemos de la masa del bosón de Higgs no son lo suficientemente precisas. Pero lo seguro es que estamos, otra vez, ante una Física que va más allá del Modelo Estandar. Y tal vez, a la luz de esa nueva Física, nos daríamos cuenta de que en realidad el vacío del Universo no era tan inestable como parecía”.

ABC.es

http://www.abc.es/ciencia/20140927/abci-hawking-festival-starmus-201409271308.html/>